El segunda autonómica al borde de la remontada

Otro equipo que se estrena por estos lares, aunque lo haga con su último partido de la temporada, es el segunda autonómica. Un último partido que, por coraje y esfuerzo de nuestros jugadores, no mereció ser tal y a punto estuvo de no serlo. Los jugadores de Rafa Navarro partían ante El Valle con diecinueve puntos de desventaja del partido de ida, pero soñaron con la remontada, y nos hicieron soñar a todos, durante los cuarenta minutos. Al despertar, con la bocina final, el pase se encontraba tan cerca, y a la vez tan lejos, como los nueve puntos que faltaban en el marcador. Vamos con la crónica que nos ha redactado uno de los propios jugadores: Roberto Gómez.

Didus, uno de los pilares del equipo.

Didus, uno de los pilares del equipo.

El Valle CB ‘B’ 68 – CB Ciudad de Móstoles 78. Vuelta de los 1/8 de Play Off.

Se presentaba un domingo más de partido, pero no era un domingo cualquiera, porque este tenía sabor a remontada y a ilusión. Eran las once de la mañana y ya empezaba a coger color un pabellón que, durante las siguientes tres horas, iba a ser muy especial para nosotros, ya que sería donde trataríamos de cumplir con un objetivo muy difícil: recuperar los diecinueve puntos de desventaja que dejamos escapar en casa.

La ilusión, el esfuerzo y todo el trabajo trabajo que precedían a este partido, consiguieron que comenzara de la mejor manera posible. Un comienzo que no hubiéramos dudado en firmar, ya que, no sin esfuerzo, conseguíamos una ventaja de dieciséis puntos y, por si alguien seguía con dudas o aún no creía en el pase, transformamos su incredulidad en confianza y seguimos todos remando en la misma dirección: la remontada. Con los locales poco acertados y, pese a algunas malas decisiones nuestras, el tanteo se movía siempre en una franja entre diez y dieciséis puntos, llegando al descanso con quince tantos de ventaja que aseguraban una segunda parte muy entretenida.

Nacho, el mejor en la ida.

Nacho, el mejor en la ida.

El tercer periodo siguió la misma tónica de la primera parte, llegando al final del mismo con los quince puntos de diferencia con los que había comenzado. Llegaba el último cuarto y, con él, nuestra última oportunidad. Estábamos a sólo dos canastas del objetivo, pero, tras dos triples nada más comenzar, que nos castigaron mucho, todo se torció. Poco a poco, el cansancio y las expulsiones por faltas de varios jugadores, nos acabaron pasando factura y, pese a todo el esfuerzo por nuestra parte, nueve puntos nos separaron de la remontada y el pase.

Después de esto, creo que el baloncesto nos debe una y, si es justo, no me cabe la menor duda que será el año que viene. Sólo me queda dar las gracias a la confianza que Rafa ha puesto en nosotros, a los padres que nos han aguantado cada fin de semana y a cada uno de mis compañeros que han hecho de esta una temporada increíble.

Lo dicho, una pena que este equipo acabe aquí su andadura en la lucha por el título, pero los nervios del partido de ida, al final, han pesado mucho en la eliminatoria y será El Valle, de una manera justa, quién esté en la siguiente ronda de play off. Ahora sólo queda seguir trabajando para, después del verano, venir más fuertes y mucho mejores. Lo sentimos por el sabor agridulce que deja este encuentro en la temporada, pero desde el club sólo podemos deciros una palabra: ¡Enhorabuena!

Categories: Crónicas

No comments yet.

Leave a reply

Reset all fields