El cadete azul a la final

CBCM Azul

Tras un partido de ida igualado, pero del que los chicos del cadete azul consiguieron salir con 11 puntos de renta, merced a un gran tercer cuarto, todo hacía indicar que la visita a Valdemoro no iba a ser nada fácil y que iba a costar sangre, sudor y lágrimas conseguir el pase a la ansiada final de su categoría. Más si contamos con que había que visitar una cancha en la que se perdió (en la única derrota a domicilio del año) por 19 puntos hacía escasos meses. Todo hacía pensar que iba a ser un partido muy duro. Y así fue, los chicos del Villa de Valdemoro ‘A’ no se dejaron nada en el tintero para tratar de apear a nuestros titanes de la final del Día del Federado.

Pero por algo estos chicos tienen el sobrenombre de titanes, ya que no se dejaron amedrentar ni por el rival ni por el ambiente y salieron a la pista con el mismo hambre que demostraron siete días atrás en Los Rosales. Poco a poco fueron cogiendo pequeñas ventajas y controlando el tiempo del juego desde la defensa. Algo clave para llegar con cinco puntos de ventaja al descanso fue el control del rebote, lo que, sumado a un mayor acierto de cara al aro, propició que el tiempo fuese pasando y la final estuviese cada vez más cerca.

La salida de los vestuarios, como podía preveerse, fue en tromba por los locales y aguantando el chaparrón por los chicos entrenados por Beto. Pero unan vez superados los nervios propios de un segundo partido de semifinales, las cosas empezaron a encauzarse y el final del tercer cuarto llegó con una ventaja mínima, un punto, para los mostoleños.

Sólo quedaban diez minutos y la renta era de doce puntos en el global. ¿Harían aparición los nervios? En ningún momento. Tanto fue así que los valdemoreños no anotaron sus primeros puntos hasta que quedaba poco más de un minuto del final gracias a la férrea defensa de los celestes. Así, sonó el bocinazo que decretaba el final del partido y los seis puntos de ventaja en el marcador decretaban que nuestros chicos eran merecedores de estar en la final de su categoría en la fiesta, organizada por la Federación, que es el Día del Federado.

Ahora toca medirse en la final a otro viejo conocido, Alcorcón Basket, que no pondrá las cosas fáciles en la lucha por el oro. Lucha que tendrá lugar el próximo domingo, día 3 de junio, en el Pabellón Europa de Leganés a las 20:00 h. Pase lo que pase, ya estamos muy orgullosos de estos chicos, pero seguro que quieren acabar el año bañados en oro. ¡Mucha suerte y a por todas!

Categories: Crónicas

No comments yet.

Leave a reply

Reset all fields