¡El 1ª Autonómica pasa a cuartos!

La mañana del domingo se presentaba muy emocionante, ya que nuestros chicos del primera autonómica acudían a Los Rosales, donde aún no conocen la derrota, para recibir al Colegio Los Sauces y tratar de cerrar su pase a cuartos de final de play off por la vía rápida. Los de La Moraleja acudían con la baja de Óscar Briongos, uno de los jugadores que más daño nos hizo en el partido de ida con su versatilidad y veteranía. Aún así los mostoleños no se iban a relajar, ya que, por primera vez en meses, contaba con los doce jugadores del equipo para el encuentro. Los visitantes no iban a regalar el pase, así que todo hacía indicar que el partido no iba a dejar a nadie indiferente.

 

 

Salto inicial del primer partido.

Salto inicial del primer partido.

CB Ciudad de Móstoles 76 – Colegio Los Sauces 74. 2º partido 1/8 de play off.

El encuentro comenzaba con un intercambio de canastas por parte de ambos equipos, que, como los grandes boxeadores, parecían tantearse. Las ligeras ventajas que alguno de los dos contendientes conseguía, en seguida eran reducidas por el otro, lo que nos ofrecía una idea de cómo se iba a desarrollar el combate. Una vez superados los nervios iniciales, el equipo visitante pareció tomar las riendas del juego y, con una defensa asentada que no dejaba a nuestro juego interior lograr ventajas claras, consiguió terminar el periodo siete puntos por encima en el marcador. Esta diferencia fue debida, en gran parte, al mal porcentaje en el tiro exterior local y al acierto desde el seis veinticinco de Álvaro Herranz, que parecía tocado por una varita mágica y metía todo lo que tocaba.

El segundo cuarto iba a comenzar como acabó el primero: con los azules sin encontrar respuestas en defensa ni fluidez en ataque y los visitantes viendo el aro como una piscina, lo que les permitió adquirir una máxima de quince puntos mediado el segundo acto. Una distancia que puede parecer definitiva, pero no para este equipo que, si por algo se caracteriza es porque nunca baja los brazos y trata de mantenerse en el partido aunque la situación no sea la más favorable. Tiempo muerto local y, tras unos ajustes defensivos y la vuelta de la clarividencia en el ataque, los mostoleños iban a lograr ir restando dicha diferencia que, con un triple al borde del descanso, se quedó en tan sólo cuatro puntos.

Cueto aplicándose en defensa.

Cueto aplicándose en defensa.

Los nuestros volvían a estar en el partido y lograron empatarlo al poco de volver de vestuarios, pero tres malos ataques consecutivos, castigados por el equipo visitante con un contraataque, un triple y una canasta con tiro adicional, les permitió a los de verde adquirir una nueva ventaja de siete puntos. Todo parecía, otra vez, ponerse en contra del equipo local, pero estos chicos parecen tener más vidas que un gato y nunca se les puede dar por muertos, ya que fue al verse de nuevo a remolque cuando apareció su mejor versión, con mucho esfuerzo a ambos lados del campo y con una irrupción en el partido espectacular de Miguel “Pinchín”, muy acertado desde la línea de tres puntos y férreo en defensa, logrando secar a Herranz, que hasta ese momento martilleaba el aro rival sin despeinarse. Con ese esprint final, se escuchaba el silbato del árbitro que marcaba que el periodo había acabado y lo hacía con empate en el marcador.

Todo estaba por decidir y se haría en un partido nuevo a diez minutos que lo ganaría el que supiera controlar mejor la tensión del último acto. Un último acto que empezaba con los dos equipos anotando y con continuas alternancias en el marcador. Nadie conseguía ventajas de más de dos puntos. El Ciudad de Móstoles se aplicaba bien en defensa, pero, debido a la precipitación, no conseguía que se materializara en puntos en el aro contrario, así que el marcador seguía apretado. A falta de tres minutos el partido seguía en un puño y a cada acción positiva de un equipo, le seguía una del otro. Los locales, por momentos, supieron buscar mejor sus opciones y lograban una renta de cuatro puntos que podía parecer definitiva, pero ya hemos hablado de osos, sus pieles y de cómo no venderlas antes de tener la pieza. No fue así. Los visitantes, a base de tiros libres, se colocaban a tiro de una canasta con menos de un minuto por jugarse. Los chicos de verde querían apurar sus opciones y, tras un tiempo muerto, tenían muy claro quién iba a jugarse ese balón: Herranz. Pese a una gran defensa local, consiguió levantarse, anotar y embocar el partido hacia la prórroga. Cosa que sucedió, ya que en la última jugada los azulones no consiguieron anotar.

El periodo extra, como no podía ser de otra manera, emanaba tensión y ambos equipos luchaban a muerte cada balón. La igualdad era máxima y, con sesenta segundos por delante, el marcador seguía registrando un empate. Recordamos que un minuto en baloncesto da para mucho y, tras un buen ataque local culminado con canasta y falta por Jesús Mezquita, adquirían una renta de tres puntos. Los visitantes contestaban desde la línea de cuatro sesenta y entramos en las posesiones definitivas, donde las manos empiezan a temblar, con sólo un punto de diferencia para el Ciudad de Móstoles. El control del rebote permitió seguir por delante a los de azul y un tiro libre de Susi casi con el reloj a cero ponía el partido en bandeja para su equipo. El segundo tirado a fallar, rebote de Los Sauces y tiro a la desesperada buscando el milagro, pero este no se produjo y nuestro equipo sigue en la lucha por el título.

Piña al final de la serie.

Piña al final de la serie.

 

Cabe destacar el gran trabajo colectivo de un equipo que en ningún momento se rindió ante un rival que se lo ha puesto muy complicado en los dos partidos. Ni los que estaban en pista ni los que esperaban en el banquillo bajaron los brazos en toda la eliminatoria, lo que nos ha ayudado a superarla. En el plano individual de este partido, mentar la buena dirección de Jesús Mezquita y la capacidad anotadora de Gabriel Ramírez que se fue a los 24 puntos. No nos queremos despedir sin mencionar al rival, un Colegio Los Sauces que en todo momento y, a pesar de todo lo que nos jugábamos, fue correcto en la pista y ,más que un digno adversario. ¡Suerte la próxima temporada!

Por último, recordaos que nuestros chicos siguen en competición y se medirán a un viejo conocido en cuartos de final: Cubas Basket. La serie comenzará el fin de semana del diez de mayo en Cubas de la Sagra y os esperamos a todos animando a estos cracks en el segundo partido en Los Rosales. ¡Se lo merecen! ¡Enhorabuena!

Categories: Crónicas

No comments yet.

Leave a reply

Reset all fields